INSONORIZAR UNA PARED

Hola amigo sufridor (la mayoría) o amigo responsable y considerado (pequeña y honorable minoría), ante el abrumador dato estadístico de las consultas y comentarios que llegan al blog sobre cómo insonorizar una pared a prueba de los graznidos, ronquidos, berridos, etc del amable vecino que con tanto empeño y constancia nos ameniza (con ruidos varios) el pequeño espacio temporal diario que podemos disfrutar de la tranquila vida hogareña, he decidido darle un espacio propio a este tema en cuestión.


NO QUEREMOS QUE NOS MOLESTEN

En éste caso tenemos que tener claro que el ruido nos llega a través de la pared, y si es así tiene su lógica insonorizar, pero tenemos que tener en cuenta que un porcentaje del ruido total que nos llega puede ser de carácter estructural, por lo que es posible que cuando insonoricemos la pared en cuestión persista una parte (probablemente mínima) del ruido que nos llegue.

Pues bien en el mercado hay 1001 soluciones acústicas, pero hablaremos de alguna razonable desde la óptica de la relación coste-resultado. En esta ocasión vamos a proponer un sistema para trasdosar la pared compuesto de lana de roca, hay muchos tipos de formatos pero escogeremos el de 40 mm de espesor y una densidad mínima de 70 kg m3, y una placa de yeso laminado (Pladur o similar) de al menos 15 mm de espesor y si es de 19 mm mejor, y su correspondiente perfilería fijada a la pared con sus necesarios aisladores acústicos y soportes de caucho para fijarla al suelo y al techo.

Éste sistema la gran ventaja que nos proporciona es que si no es suficiente siempre podremos implementarlo con otra placa (de distinto grosor mejor), y si es necesario con una membrana acústica.

Una cosa que debemos tener clara es que si la "agresión acústica" a la que nos someten es realmente grave, como por ejemplo una batería, un fanático de la música (ruido para otros) a todo volumen etc, todo lo que hagamos será siempre insuficiente por lo que el mejor consejo que puedo dar es que se "dialogue" con el vecino "emisor-agresor" y tratemos de solucionarlo de forma racional y educada.

En cualquier caso si hemos decidido insonorizar la pared en cuestión deberemos seguir las siguientes fases.

1º Si tenemos enchufes o interruptores en la misma deberemos sacarlos de su cajilla y prolongarlos para que lleguen a la superficie del nuevo tabique que vamos a construir.
Una buena medida es cambiar la ubicación del nuevo cajillo de interruptores o enchufes al menos 15 ó 20 cm a derecha o izquierda, arriba o abajo del hueco original, con el objeto de minimizar la pérdida de aislamiento por él, ya que en la gran mayoría de pisos pueden coincidir con el hueco del vecino y si no es así la pared en ése punto está debilitada.

2º A continuación debemos montar los aisladores correspondientes en el suelo y techo, así como en los finales y principios del nuevo tabique trasdosado que estamos construyendo, sobre los que irán los canales guía de los perfiles montantes.

3º Ahora toca colocar los perfiles montantes, para ello mediremos la distancia desde el interior del perfila canal que hemos fijado al techo hasta el perfil canal del suelo y cortaremos los montantes que necesitemos como 0,5 cm menos de lo medido para hacer el trabajo más cómodo y no tener que repasarlos. Una vez cortados colocaremos los perfiles montantes, el primero y mediremos desde la pared hasta el centro del tercer montante 120 cm exactos tanto arriba como abajo del mismo y lo fijamos con tornillos metal/metal (unos pequeñitos plateados autobrocantes). A continuación colocaremos el que va entre los dos y mediremos desde el centro del tercer montante al centro del segundo (arriba y abajo del mismo) 60 cm exactos y a partir de aquí mediremos siempre 60 cm al centro del siguiente montante y así hasta el final.

4º Una vez fijada nuestra perfilería colocaremos la lana de roca (o el coporen o similar) entre los montantes con cuidado de no forzarlos, ya que si acumulamos error de uno a otro pronto no coincidirán las placas a la hora de atornillar a los perfiles.
Es en este punto cuando deberemos tener cuidado de no dejarnos los enchufes que prolongamos en al primer paso, y sacar los cables (con las puntas encintadas para evitar accidentes y calambrazos)

5º Llegado éste momento colocaremos las placas de yeso laminado atornillándolas a los perfiles con tornillos adecuados (tornillo PM Placa/metal) cada 30 cm en sentido vertical y horizontal, tanto en los extremos de la placa como en el centro de la misma.
De nuevo tendremos que preparar el agujero para los cajillos redondos (cajillos para montar en pladur) y sacar los cables para conectar una vez terminado el trabajo.

6º El acabado final suele ser un poco chocante para quien no es profesional, pero no tiene por qué ser así si lo hacemos con la paciencia y el cuidado necesario.
Tenemos que dar tres manos en total, y en la primera aplicaremos con la espátula una capa de pasta para juntas no demasiado gruesa y sobre la misma colocaremos el papel (si es maya adhesiva va antes de aplicar la pasta) repasando con la espátula para que no nos queden burbujas de aire, esperaremos a que seque (unas 4-6 horas si no hay humedad ambiental) y aplicamos la segunda mano, siempre procurando manchar lo menos posible fuera del biselado de la placa. De igual manera aplicaremos la tercera mano y cuando esté bien seca pasaremos una lija para refinar la junta y si lo hemos hecho bien no tiene por qué notarse las uniones de las placas.

Pues bien ya hemos montado nuestro trasdosado acústico y ya sólo me queda decirte que si tienes que montar otra placa más o incluso una membrana acústica, sólo deberás montar la membrana con grapas a la primera placa y comenzar con media placa la segunda hilada de placas, para que no te coincidan las uniones de unas con las otras y dar más consistencia a la pared.



Espero que te sirva de ayuda y que soluciones el problemilla que tienes.

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.