miércoles, 15 de agosto de 2012

El ruido es malo, pero el silencio puede ser mucho peor

google-site-verification: google88a7f0740ba2f3c7.html 
Siempre hemos escuchado, sobre todo a nuestros mayores ¡¡que mala es la soledad!!, y claro el silencio que ella conlleva. 

             Siempre pensamos en lo terrible que es el ruido, que tanto nos perturba, desconcentra y fatiga, pero nunca nos hemos parado a pensar en lo terrible que podría ser el silencio (total). Pues bien, si nos atraparan en una cámara anecoica (libre de sonidos al 99,9%) ¿ que crees que ocurriría?...
Un grupo de científicos ha experimentado lo que ocurre al someternos a condiciones de aislamiento total. Para ello sometieron a un grupo de personas a la experiencia de permanecer en una cámara anecoica: un habitáculo que absorbe hasta el 99,99% de los sonidos; anulan los efectos de eco y reverberación del sonido. 

Su conclusión fue alarmante: 


Permanecer más de 45 minutos en su interior provoca tal tensión en el cerebro que los llevaba a la locura.


Nuestro oído es un radar que busca en todo momento sonidos y, si estos desaparecen totalmente, sigue rastreando…. Y ya que no existen en el exterior, recurre a buscarlos en el interior. Es decir, convierte en nuestro cuerpo, algo a lo que no estamos acostumbrados, en un generador de sonido. 


Los sujetos sometidos al experimento comentaban que, tras permacer un tiempo en la cámara anecoica, comenzaban a escuchar los sonidos de su respiración, los latidos de su corazón o incluso los sonidos provocados al tragar líquidos o del propio intestino.


Al poco tiempo de permanecer en la instancia, los individuos empezaron a perder el control de su mente y daban claros síntomas de desequilibrio mental. También les afectaba a la hora de moverse —perdían el equilibrio—. Según el equipo de investigadores, los humanos nos guiamos a través de los sonidos, de lo que escuchamos al caminar y, si desparecen estas señales, se pierde el sentido de la maniobra y el equilibrio.





http://mqciencia.com/2012/07/18/baje-la-voz-pero-por-favor-no-deje-de-hablar/

¿Te gustó este post? Por favor compártelo







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.